2011-2012



Feliz Año 2012... Tan esperado... conciencia colectiva... paternidad estelar, maternidad terrenal... bisiesto pero no siniestro... Acuario... precesión equinoccial... esfinge... Schumman... sol... Phidias... agroglifo... Fibonnacci... Euler... Buenas noticias.

!Cuanta belleza!



 







A Little Respect

Pareciera ser una moda; e incluso, para algunos, la única oportunidad de que les tomen en cuenta. Muchos se defienden con el gran argumento de la tolerancia; otros usan el de la libertad. Algunos lo son por elección; o porque le es inevitable; y otros, porque les conviene. También existen casos de mera necesidad carnal.

El "mundo gay" siempre ha estado en la clandestinidad, hasta el día de hoy, a pesar de los comentarios en los medios de comunicación y su respectiva farándula. Existen demasiadas confusiones con respecto a este tema. Esa clandestinidad ha tenido sus "vergüenzas". Conocidos son los casos de antaño, en que gente famosa era descubierta en actitudes homosexuales; o al contrario: publicaciones escandalósamente homosexuales en la que finalmente se descubría que entre sus participantes estaban grandes dignatarios e intelectuales.
(Véase: Der Eigene)

En cuanto a las confusiones, sólo me limitaré a decir que son demasiadas. La más común y a la vez triste, es aquella que dice que “ser homosexual es ser anormal”. Esta proviene directamente de la Biblia... la misma moral que enseña a apedrear a las mujeres y someterlas; la misma que dice que es mejor que otros piensen y decidan por ti. También hay que considerar que no todo “hombre delicado” es gay. Existen grandes diferencias de concepto entre ‘gay’, ‘homosexual’ y ‘m#ricón’. Y también una diferencia entre los “grados de homosexualidad” y las “maneras de ser gay”; y sobretodo con las orientaciones psico-bio-sexuales (como por ejemplo, el travestismo).
(Véase: LGBT)

Por último, tener ciertas actitudes misóginas (que podrían justificarse en la manera de proceder de las mismas mujeres), no implica que necesariamente el amar a un hombre sea la única opción. Incluso, existe el falaz argumento de que no es gay porque tiene polola (novia); pero esa excusa la usan paranóicamente algunas personas para evitar ser descubiertas. Tampoco es conveniente evitar a toda costa participar en el “ambiente”; pues no podrían conocer el gran espectro de ingenio y creatividad que se incuba ahí. A veces los amigos gay tienen mejores intenciones que las mismas mujeres heterosexuales; considerando que compartir con un homosexual no te convierte en tal. Lamentablemente muchos neuróticos heterosexuales tienen burdas actitudes para afianzar artificialmente su sexualidad... ¿recuerdan al “hijo de tigre” que era rugbista y que terminó estudiando ballet?.

En fin... soy heterosexual.







Pleonexia

Algunas grandes eminencias de la actualidad dicen que la pleonexia fue la peor enfermedad del siglo XX; tan terrible, que sus secuelas se mantienen hasta el día de hoy y porque, además, la propagación de esta pandemia abarcará pronto todo el mundo. Tan terrible enfermedad, que incluso los médicos y sicólogos la padecen y, por lo mismo, la ocultan.

Los síntomas son conocidos. Al principio, la persona tiene la sensación de que somos muchos y todo escasea, sobretodo cuando es bombardeado a cada momento con el aviso de "crisis". La paranoia y la desconfianza en el otro comienza a aflorar.

Más tarde, al ver la situación, el organismo entra en alerta y comienza la fase de competencia. Se acentúa la individualidad. "Si el otro tiene esto; yo también debo tenerlo; si todos tienen aquello, yo no puedo quedar atrás"; "tengo 20 años, tengo que estudiar una buena carrera universitaria; tengo 30, tengo que formar una familia y comprar una gran casa con un buen auto; tengo 40, tengo que ser reconocido y respetado". El factor envidia, asociado al concepto "tengo", causa estragos en el individuo frente a la sociedad que representa.

El paso siguiente es una confusión entre cantidad y calidad; una dramática obsesión por los números, confundiendo incluso "valor" con "precio". Es en esta situación donde la mayoría de los seres humanos colapsan; se entregan en cuerpo y alma por un monto determinado de dinero, a veces sin saber el porqué lo hacen. El individuo se disocia, se objetiviza, vive una vida ajena; a la larga, ni las más exorbitantes cifras de dinero pueden saciarle. El estrés desencadenado, agobia la integridad física hasta el punto de romper ese natural equilibrio orgánico llamado "salud". En este punto, la pleonexia comienza a roer la conciencia, y es la última oportunidad que tiene el individuo para revertir voluntariamente su situación. Finalmente, para la gran mayoría, llega la muerte.

No obstante, la verdadera "última etapa" (irreversible por lo cierto) está formada por aquellos que encontraron "el truco" para sobreponerse a la etapa anterior; donde el individuo se autoproclama "centro del universo" viendo como sus habilidades corporales son sobrepasadas por sus apetitos. En este punto, éste se apodera precisamente de otros seres humanos, usándolos como una "masa" para beneficio propio; engañándolos para hacerlos competir entre sí y robarles, en medio de la confusión, lo que éstos han producido. Forman "corporaciones", forman grupos de "élites", se ocultan y vigilan a la masa jugando a ser dioses. Finalmente, a partir de este mismo punto, la enfermedad repite el ciclo.

"Pleonexia" es una palabra que viene del griego πλεονεξία (pleonexia), que significa "codicia" o "avaricia". El vocablo πλεονεξία está compuesta de: πλέον (pleon) grado comparativo neutro del adjetivo πολύς (polis, mucho), εξ (ex) del verbo ἒχω (ejo, tengo), y el sufijo ια (-ía, utilizado en griego para formar sustantivos o adjetivos femeninos).

Pleonexia, es el apetito insaciable de poseer bienes materiales, y está ligado a la vanidad, el egoísmo, y la sobrevaloración de la autoimagen personal, lo que lleva al individuo a sentirse el centro del mundo y, por consiguiente, a pensar que tiene mayores méritos que los demás para acapararlo todo.

Se sabe que Platón llegó a considerar a la pleonexia como una verdadera "enfermedad moral" (hoy en día se entendería como "trastorno sicológico").

En el diálogo Gorgias, Platón elabora su idea de aretée (el hombre beltístos, el mejor) a partir de una confrontación con Calicles (un sofista) quien defiende la idea de el poder entendido como pleonexía, cuyo ejercicio permite llevar los propios intereses, ambiciones y vicios a su máxima expresión, propiciando un gozo desenfrenado e insaciable de dicho poder.

Para Calicles, es justo que el más poderoso tenga más que el menos poderoso. El hombre excelente es el más fuerte. En cambio, la isonomía (igual posición) que fundó la democracia ateniense, es la ley que usan los más débiles para ocultar su propia incapacidad y miserabilidad.

Pero a Calicles se le contrargumenta que este "poder" genera indefectiblemente violencia. Por una parte, se hace necesaria la imposición por la fuerza para obtener determinados deseos y, por otra, es la violencia el único medio para obtener más y más poder. Y para evitar esto, hay que restaurar en el pensamiento y en la acción política, la justicia presente en la isonomía.

En hombres que sólo ansían tener más y más (pleonexía), no puede erigirse una comunidad, “porque un hombre injusto no podría ser amigo de otro hombre, ya que es incapaz de vivir en comunidad. Pero donde no hay comunidad, tampoco podría haber amistad. Pues dicen los sabios que el cielo, la tierra, los dioses y los hombres se mantienen por comunidad, amistad, orden (kosmos), moderación y justicia, y que todo este conjunto se llama por ello orden bello (kosmos kalousin), compañero, no desorden, ni tampoco desenfreno ... se te ha olvidado que la igualdad geométrica (isotés geometrikée) tiene mucho poder entre dioses y hombres. Mas tú opinas que se debe ejercer el tener más (pleonexían), porque eres negligente con la geometría” (Gorgias, 507e-508a).

En La República, el hombre justo es aquél que posee la proporción interior: aquél cuya alma constituye una unidad armónica donde prima la inteligencia (nous); donde el ánimo, el temple (thymós) apoya y obedece a dicho nous; y donde la vida instintiva (epithymía) adquiere sentido en relación con las dos anteriores. El hombre justo es el varón musical (mousikós aneér) que tiene “acordadas” las cuerdas interiores del alma en una perfecta armonía y que, a partir de esta situación, comienza a actuar. Alcanzar esta armonía implica la salud del alma, pues responde a su naturaleza (he ahí la excelencia); por el contrario, subvertir ese orden interior implica la enfermedad del alma, el reinado de la injusticia. Entonces, el hombre desenfrenado propuesto por Calicles (aquél que se guía por sus placeres e instintos), será un tirano que posee un alma enferma con un orden interior subvertido, pues en él rige lo instintivo por sobre la inteligencia; además posee un alma desarmónica, desproporcionada e injusta (y por tanto actúa injustamente).

Este hombre justo necesita un contexto determinado para su formación: la polis. Sólo una buena educación conforma un alma sana, y, a su vez, sólo a partir de almas sanas es posible construir una ciudad sana. Así pues, en el Gorgias, se plantea que el Estado debe ocuparse prioritariamente de las leyes educativas; toda ley educa y por tanto debe responder a lo justo, si una ley es injusta educa en la injusticia. Un estado que no es educador, no es [estado].

Para Aristóteles, en la Ética a Nicómaco (1131a-b), la justicia distributiva busca regular el reparto de los bienes exteriores según la igualdad geométrica (o proporcional). Esta clase de justicia es un término medio entre dos formas de desigualdad, entre dar-recibir en mayor-menor cantidad que la proporción correcta. Aristóteles explica que “necesariamente lo justo será un término medio e igual en relación con algo y con algunos. Como término medio, lo será de unos extremos (es decir, de lo más y lo menos); como igual, respecto de los términos; y como justo, en relación con ciertas personas”. La igualdad que se busca es "proporcional" cuando es relativa a lo que se considera relevante para la distribución (tomando en cuenta con qué se distribuye y entre quiénes se distribuye determinado bien).

En definitiva, para los griegos la pleonexía era la forma de injusticia social más despreciable, y actualmente cualquier persona creería que esa enseñanza perdura hasta los albores del sXXI. No obstante, resulta paradójico que, en las metrópolis de la cultura occidental, la pleonexia se haya convertido en el motor de esa "máquina" llamada capitalismo: El “afán de lucro” para muchos constituye una virtud porque [supuestamente] estimula el anhelo de progreso personal y la disposición al trabajo duro. Incluso, el economista Friedrich Von Hayek en su obra La Higiene de la Democracia, denosta a la solidaridad como "un valor propio de civilizaciones primitivas y de grupos sociales reducidos, pero anacrónico y extremadamente perjudicial si se aplica a la sociedad moderna (en donde los lazos parecen ser únicamente instrumentales);" la actual solidaridad no es otra cosa que una reminiscencia emocional de los sentimientos de los primitivos cazadores o recolectores, en la cual todos debían trabajar para servir las necesidades concretas de sus prójimos visibles; la solidaridad y la pertenencia [a un grupo] serían, según Hayek, valores que la democracia técnica (el rostro político de la sociedad de mercado) debe eliminar, pues se consideran "impurezas" del sistema.

¿Quiénes están enfermos?
¿Quiénes están sanos?

______________
Fuente: Blog Retribución Justa



.







Scam Baiting

El scam baiting (del inglés scam, "estafa", "timo"; y baiting, "tentar" o "tender una trampa") es una actividad que consiste en simular que nos dejamos engañar en una estafa; con el fin de manipular al estafador para hacerle perder tiempo, molestarlo, obtener información que permita llevarlo ante la justicia con la esperanza de que sea procesado, o por simple diversión.

Esta actividad fue emprendida por algunos internautas en respuesta a las numerosas estafas aparecidas en Internet y conocidas en inglés con el nombre de scam. Muchas páginas web publican la transcripción de correspondencia entre los timadores y sus pretendidas víctimas.

Un trofeo codiciado por los scam baiters es el de la fotografía. Para conseguirla piden a los estafadores (a veces conocidos como "lads" o "mugus") pruebas físicas como una fotografía del estafador sosteniendo un cartel con señales acordadas de antemano o en poses ridículas con artículos personales (por ejemplo con un pescado sobre la cabeza).

Los scam baiters también hacen que los estafadores vayan a una empresa de giros de dinero a buscar el dinero supuestamente enviado o les piden hacer reservas en hoteles a su nombre. Incluso hay algunos scam baiters que han logrado recibir dinero de los estafadores. Otras técnicas son:

    * Dar a los estafadores un formulario largo y ridículo que deben completar.
 * Llenarles las cuentas de correo con archivos adjuntos interminables.
   * Obligar a los estafadores a realizar llamadas (usando servicios de VoIP anónimos) para que gasten tiempo y dinero.
    * Acceder o 'crackear' las cuentas de correo de los estafadores para conseguir el nombre y dirección de sus otras víctimas y avisarles acerca del fraude.


Una nueva técnica, de reciente desarrollo, es el 'ASEM bait' (Accidentally Sent E-Mail - email enviado por accidente). Engaña al estafador haciéndole pensar que el correo electrónico enviado es accidental cuando lo cierto es que la supuesta víctima realmente quiere comunicarse con un estafador.

Una ventaja de estas metodologías de scam baiting es que han permitido detectar muchas organizaciones fraudulentas (empresas y ejecutivos), creadas por los mismos estafadores para posibilitar el movimiento de los fondos en un ambiente legítimo.

El scam baiting es una actividad potencialmente peligrosa. De todos modos no se conocen casos de scam baiters cuya identidad haya sido descubierta, ya que toda la actividad se desarrolla utilizando direcciones de correo falsas sin revelar detalles personales.




.







Ser Especial


Considero que la denominación de "especial", dada a las personas que tienen alguna dificultad sicomotora, es mucho más que un eufemismo. En parte, todos somos especiales.

En las grandes urbes de Chile es común tener un estilo de vida competitivo e individualista, a veces cruel; donde los hombres valen según su poder adquisitivo o su fama o su "éxito" y a las mujeres se les reduce a mero trofeo. Pero la inquietud social surge cuando nos fijamos en aquellos hermanos que corren más lento (o que simplemente no caminan), o en aquellos que piensan con el corazón temas que son de la razón y se les tilda con el apelativo de "déficit intelectual"; entre otros casos.

Entonces, ¿qué hacer? Difícil misión si consideramos que cada uno de nosotros tiene algún impedimento físico o mental, unos más ocultos que otros; y, con mayor énfasis, en algunos pocos donde esto se hace una pesada cruz.

Algunos tenemos impedimentos para las relaciones sociales; otros, para bailar; otros, para correr; algunos tienen impedimento con la matemática; y otros muchos para comprender amablemente el mensaje que se les dice. En fin, ante esta situación la pregunta se replantea con más fuerza: ¿Qué hacer?

Pues bien, las palabras ya mencionadas entregan luces acerca de la posible respuesta. La integración surge cuando rompemos esa barrera del "yo" versus el "ellos" para conformar finalmente un "nosotros". Y esa pluralidad de llevar a los demás dentro de uno mismo, es sencillamente practicar a cabalidad la Ley de Oro de la Ética, esa gran enseñanza que el Maestro alguna vez nos recordó: amad a tu prójimo como a ti mismo.










Hiper-re-encuentre-alidad

El Sirviente





Capturar la esencia de las cosas es la característica virtud de los más grandes maestros. Quienes están en el proceso de aprendizaje para lograr aquello, deben padecer la estruendosa envidia, no la del resto, sino la envidia interna y superlativa de saber que el maestro es inalcanzable.

La impotencia hace que los ojos se llenen de lágrimas y no dejen ver el mundo, y las manos tiemblan de miedo por temor a equivocarse. El aprendiz se esconde y oculta la obra ya terminada, con la vergüenza de no haber alcanzado algo digno para el resto de sus hermanos.

Mientras tanto, el aprendiz debe soportar la petulancia de aquellos que sólo buscan reconocimiento, lucro o simplemente agradar al sexo opuesto. 

Montura de Caballo Chilena






El único y escuálido consuelo es esa ligera intuición de imaginar que el maestro también tuvo que pasar por la humillación de sentirse inútil e imperfecto; la humillación de esforzarse una vida entera para perderlo todo en el instante exacto de la muerte. El único y escuálido alimento es el epifánico encuentro con otros aprendices, compañeros de ruta, que mutuamente se comprometen a reencontrarse una vez hayan llegado al final de su viaje.

Viajeros y compañeros los hay con nombre y apellido: Pedro Lira, Alfredo Valenzuela Puelma... Luis Buñuel, Federico García Lorca, Salvador Dalí... Salvador Dalí, Elisa Bindhoff, André Bretón... Roberto Matta, Nemesio Antúnez, Elisa Bindhoff... Jorge Eduardo Rivera, Heiddegger, Francisco Soler... Sergio Vuskovic, Neruda, Roberto Matta... Jorge Eduardo Rivera, Luis Oyarzún, Claudio Bravo...





La Tentación de San Antonio
Este árbol genealógico supera cualquier fraudulenta aristocracia basada en el apellido o el lugar de residencia; supera cualquier efímera fama; supera cualquier terminología barata que reduce la obra de arte a crítica cliché o resentimiento esnob. Los grandes maestros no mueren, se les recuerda cuando sea porque no les interesa ser el centro de la atención;  los grandes maestros siguen viviendo y los saludamos y los envidiamos por su obra, por siempre.



















Auto-retrato








Izquierda y Derecha



¿Quieres ser exitoso?

Es cierto: El modelo económico actual fomenta la idea de éxito, exacerbando el individualismo. "Exitoso" es quien gana la competencia donde cuyos participantes son meros individuos que sustentan su participación en la capacidad de derrotar a otros. Es decir, gana quien provoca el fracaso en los demás.

La búsqueda del éxito es un juego en que las reglas son creadas por quienes están próximos a ganar. Suena paradójico y, por lo mismo, quienes recién comienzan esta carrera son los que más esfuerzo y creatividad deben invertir.

Así es la situación del mercado. Los malos competidores (o quienes no compiten) se convierten en los "perdedores del sistema", condición más conocida con el apelativo de "pobres". Entonces, entre ganadores y perdedores, surge una relación que puede ser de distancia y separación, ó una relación de solidaridad y compromiso. La mayoría, quienes tienden al egoísmo, están en la primera opción; y una minoría, que apela al altruismo, en la segunda.

Cualquiera diría que los egoístas "merecen lo peor", a pesar de que esta mayoría  incluye a todas aquellas personas que sólo se conforman con decir "deberían hacerse ciertas cosas para mejorar la situación". Ya los antiguos filósofos griegos lo decían: "el ser-humano es bueno por naturaleza; en el fondo tienen buenas intenciones y serían capaces de apoyar cualquier iniciativa que fomentara el amor al prójimo".

Pero el Infierno está lleno de buenas intenciones.


No basta con decir "estoy a favor de la paz" cuando, al contrario, la mujer egoísta que lo enuncia solo busca vengarse de todas aquellas personas que no fueron pacíficas con ella. Tampoco basta con decir "hay que luchar contra la pobreza" si el hombre anda ostentando constantemente sus posesiones materiales. "Decir" es la cualidad básica de toda persona egoísta, pues la palabra entrega auto-gratificación si es dicha frente a las personas correctas prestas a regalar su aprobación. Tal como cierto trovador cubano -que vive en Miami- que le canta a los trabajadores -pero nunca se le ha visto con "las manos sucias"- y que defiende al pueblo -pero vive en una mansión- y que, curiosamente, tiene a miles de seguidores hipnotizados con su unicornio.

La mística y arcana trilogía es simple: pensar-decir-actuar . Esa es la vía moral por excelencia según los grandes maestros. Cualquier error humano siempre desembocará en una divina providencia cuando se sigue este principio. Y aquí es donde radica el problema: el actuar, para muchos, es un obstáculo que disminuye la velocidad en la carrera por el éxito.

No obstante, si replanteamos la orientación de ese actuar y lo enfocamos en aquellos que "van quedando atrás", mágicamente se forma una segunda carrera cuyo propósito ya no es llegar primero sino que llegar todos juntos. Y aquí finalmente es donde encontraríamos la diferencia entre "caer bien" y "hacer las cosas bien". Mientras los primeros se caracterizan por ser una generación obsesionada con la popularidad, los reáliti-chous, la divulgación de memes, y la adicción a ser reconocidos en las redes sociales; los segundos son una generación discreta que busca renovar el paradigma de lo conservador en vez de derrocarlo con una mal-interpretación de "Bucosqui" o "Bodelé".

Así pues, aquello que merece conservarse, es justamente por lo cual vale la pena luchar. Siendo la discreción una herramienta de doble filo: por una parte, el anonimato permite acentuar el estricto rigor de un propósito solidario y altruista; pero por el contrario, la no divulgación lleva a pensar a los demás de que "no se está haciendo nada" y también impide fomentar la integración de aquellos que les gustaría participar en tales propósitos ya mencionados.


σοῦ δὲ ποιοῦντος ἐλεημοσύνην μὴ γνώτω ἡ ἀριστερά σου τί ποιεῖ ἡ δεξιά σου



"Todos Juntos"








Honoris Causa



Hidroaysén: Carta al Presidente de la República de Chile, de Luis Sepúlveda.
A propósito del proyecto de represa en la Patagonia, en Le Monde Diplomatique, 12 de mayo de 2011



Excelentísimo señor
Don Sebastián Piñera.
Presidente de la República de Chile
Palacio de La Moneda
Santiago de Chile.

Ciudadano Presidente: soy un escritor nacido en Chile y un profundo conocedor de La Patagonia y la Tierra del Fuego. En muchos de mis libros traducidos a un gran número de idiomas está presente la vida, gentes y sueños de esa región austral que amo y defiendo con el mismo sano y pacífico tesón que sus habitantes.

Hace muy pocos años desde las mismas oficinas en las hoy usted ejerce la función de gobierno, y desde la elegante frialdad de algunos bancos, se intentó perpetrar un crimen medioambiental contra la Patagonia, específicamente contra la región de Aysén. Una empresa llamada Noranda, con domicilio postal en Canadá y domicilio fiscal en el paraíso tributario de las Islas Caimán, valiéndose de la odiosa Ley de Aguas chilena, una de las más liberales del planeta, pretendía bloquear, detener su curso, matar, tres ríos que desembocan en el Gran Fiordo de Aysén, para construir tres centrales hidroeléctricas que darían energía a una fábrica de aluminio, una de las industrias más contaminantes, y a un puerto destinado a recibir la bauxita y otros minerales. La oposición de los habitantes de Aysén fue muy decidida. Desde la seriedad de un proyecto económico, social y cultural alternativo llamado “Aysén Proyecto de Vida”, los aproximadamente cuarenta mil habitantes de Puerto Aysén, Puerto Chacabuco, Coyhaique y otros poblados que con ese crimen de “emprendedores” verían seriamente afectada su vida, su cultura y sus esperanzas, su presente y su futuro, fueron injustamente ofendidos por el Ministro de Economía de entonces, don Sergio Rodríguez Grossi, quien aseguró que, en términos macroeconómicos cuarenta mil seres humanos eran “nadie”.

Pero a esos “nadie” se unieron otros “nadie” en todo el mundo, porque la preocupación medioambiental, ecológica y en aras de una economía sustentable es parte del imaginario de futuro que mueve a millones de mujeres y hombres que quieren ser ciudadanos antes que consumidores. Esos “nadie” pidieron algo muy simple y legítimo: un estudio de impacto ambiental realizado por un organismo científico independiente, no por la misma empresa impulsora del proyecto o por un gobierno directamente implicado y partícipe de los intereses empresariales. Y esos “nadie”, que fueron groseramente calificados como eco-terroristas, consiguieron detener, al menos temporalmente, uno de los mayores atentados criminales contra la Patagonia. Yo fui uno de esos “nadie”, ciudadano Presidente, hice un documental llamado Corazón Verde, el film fue premiado en el festival de Cine de Venecia, y sirvió para que esos cuarenta mil y tantos “Nadie” se sintieran acompañados por los cientos de miles de otros “Nadie” que defienden La Patagonia, el pristino mundo austral que es patrimonio de toda la humanidad. Soy uno de los tantos que paralizaron “una inversión de siete mil millones de dólares”, y como los ríos que intentaron matar siguen desembocando en el Gran Fiordo de Aysén, asumo esa culpa con orgullo.

Ahora, ciudadano Presidente, nos enfrentamos a una nueva desproporción, a un nuevo intento de terminar con la vida de una de las últimas regiones no contaminadas del planeta, y por eso mismo de un valor incalculable. El valor de la Patagonia, de su naturaleza vital, de sus gentes, de sus sueños y esperanzas, no puede ser decidido ni calculado, ni en sus oficinas presidenciales, ni en la bolsa de valores, y mucho menos en la mesa innoble del consejo de accionistas de la empresas energéticas que pretenden la aprobación del mega proyecto llamado Hidroaysén.

Usted, ciudadano Presidente, declaró monumento nacional al caballo chileno, y con razón. Cuando lo hizo, muchos respiramos satisfechos pues su declaración salvó al soberbio caballo chileno de cualquier experimentación genética. ¿No cree usted, ciudadano Presidente, que una línea de territorio nacional de dos mil trescientos kilómetros de largo por cien metros de ancho, también merece el mismo trato digno que otorgó al caballo chileno? ¿Es usted capaz de imaginar una extensión de veintitrés mil hectáreas? Es difícil convertir los números en imagen. Lo invito a imaginar veintitrés mil estadios de futbol, uno junto al otro. E imagínelos llenos de árboles, de bosques, no de burdas plantaciones de pino o eucaliptos, sino del noble bosque nativo chileno, de la maravillosa diversidad forestal, de la fauna que habita en esos bosques, y de las gentes, de los chilenos y chilenas que conocen esos bosques y los aman. Hidroaysén, ciudadano Presidente, significa la completa deforestación, la aniquilación, el exterminio de veintitrés mil hectáreas de bosque chileno.

Yo sí puedo imaginar esa extensión, porque conozco la Patagonia, porque amo el mundo austral, a sus gentes, a sus sueños y esperanzas, y por eso me opongo a la realización de ese crimen de lesa ecología y lesa humanidad que se llama Hidroaysén.

Hace muy pocos días, ciudadano Presidente, usted declaró que Adán y Eva fueron los primeros “emprendedores”, porque se atrevieron a comer del fruto prohibido. Al margen de las apreciaciones que tenga la iglesia católica o los productores de manzanas tras su afirmación, me permito recordarle que la Patagonia no es una manzana, sino un territorio cuyo mayor valor reside en su pureza ambiental, y habitado por ciudadanas y ciudadanos de la República de Chile que, por esa misma condición tienen derecho a manifestar su aprobación o desacuerdo con el proyecto Hidroaysén. Pero ocurre que los “emprendedores” e instigadores del macrocrimen ambiental han ignorado la opinión ciudadana.

El estudio de Impacto Ambiental para Hydroaysén ha ignorado las opiniones ciudadanas, no ha existido la participación libre de presiones y democrática que la legalidad garantiza. Es un informe viciado, y eso lo sabe usted, ciudadano Presidente, y si no es así, consulte a sus ministros. Hasta las 13.30 horas del día 26 de abril el Informe de Impacto Ambiental estaba rotulado como “inconforme”, pero a las 2 de la tarde de ese mismo día y sin que intervinieran más que funcionarios de la Oficina del Departamento de Desarrollo Urbano y un señor llamado Nicolás Terrazas, a su vez funcionario del Ministerio de Vivienda, la evaluación del Estudio de Impacto Ambiental paso de “inconforme” a “ conforme”.

“Poderoso Caballero es Don Dinero” escribió el gran Francisco de Quevedo y Villegas, pues se da la casualidad que otro miembro de la familia Terrazas, a saber don Pablo, hermano de Nicolás, es propietario de varios terrenos que resultarían inundados si se lleva a cabo el proyecto Hidroaysén, asegurándole una más que jugosa indemnización.

Tan sólo este hecho, este detalle, ciudadano Presidente, vicia por conflicto de intereses (eufemismo para esconder la palabra corrupción) todas las consideraciones acerca del Estudio de Impacto Ambiental y, desde la más estricta legalidad, aconseja paralizar la aprobación del proyecto Hidroaysén.

Sin embargo, usted que ocupa el más alto cargo en la República de Chile, más allá de las triquiñuelas ideadas por subalternos a los que debe despedir de manera fulminante, debe considerar que se está enfrentando a la historia, que siempre juzga, aunque tarde, mas juzga de manera clara y contundente.

En un futuro próximo un busto suyo ocupará un lugar en la galería de los adustos ex presidentes chilenos, y cuando en encargado de limpieza la sacuda el polvo con un plumero, de usted depende que ese hombre diga con admiración: estoy quitándole el polvo al busto de un ex presidente que salvó de la destrucción a la Patagonia, o que simplemente pase de largo y se niegue a desempolvar la imagen del destructor de una de las regiones más bellas y puras del planeta. De Usted depende, ciudadano Presidente.

Con mi más alta consideración


Luis Sepúlveda
Escritor
Doctor Honoris Causa por la Universidad de Toulon, Francia
Doctor Honoris Causa por la Universidad de Urbino, Italia
Caballero de las Artes y Las Letras de la República Francesa







Abandono



Dicen que la madre es la única mujer en la que se puede confiar sin tener el riesgo de ser traicionado, aunque le digan que está fea y vieja (xD). Un buen regalo es llevarla de paseo a los lugares abandonados (y prohibidos) de Valparaíso, como recompensa por ser una mujer que no se cree irresistible.

El sabio refrán lo dice: si una mujer se hace mucho de rogar, es porque no tiene mucho que ofrecer.


.







Sawabona

Flavio Gikovate, médico psicoterapeuta.
(reeditado por Yerkobits)



No es solamente el avance tecnológico lo que marcó el inicio de este milenio; las relaciones afectivas también están pasando por profundas transformaciones y revolucionando el concepto de Amor. Con el avance tecnológico, que exige más tiempo individual, las personas están perdiendo "el miedo de quedarse solas", y aprendiendo a convivir mejor consigo mismas.

Lo que se busca hoy es una relación compatible con los tiempos modernos, en la cual exista individualidad, respeto, alegría y placer de estar juntos; y no una relación de dependencia en la cual uno responsabiliza al otro por su bienestar.

La idea de una persona que es el remedio para nuestra felicidad, que nació en la época del romanticismo, seguramente desaparecerá en este principio de siglo. El amor romántico parte de la premisa de que somos una mitad y necesitamos encontrar nuestra otra mitad para sentirnos completos. La teoría de atracción entre opuestos, también viene de la misma raíz: tiene que saber hacer lo que yo no sé, si soy mansa él debe ser agresivo, y así todo lo demás. Una idea práctica de supervivencia e irónicamente poco romántica.



Muchas veces se produce un proceso de des-personalización que, históricamente, es protagonizado por la mujer. Ella abandona sus características para amalgamarse al proyecto masculino. Ellas comienzan a percibir que se sienten fracción, pero son enteras. El otro, también se siente una fracción; no es príncipe ni salvador de nada, es apenas un compañero de viaje. Hoy en día, estamos cambiando el amor de la necesidad, por el amor del deseo. Es decir, el gusto y el deseo por la compañía, y no por la necesidad, que es muy diferente. Las relaciones de dominación o de concesiones exageradas son cosas del siglo pasado.



Estamos entrando en una era de individualismo, que no tiene nada que ver con egoísmo. El egoísta no tiene energía propia, él se alimenta de la energía que viene de otro, sea financiera o moral.

La nueva forma de Amor tiene nuevo significado: es el complemento de 2 enteros, y no la unión de 2 mitades. Y ésto solo es posible para aquellos que consiguieran trabajar su individualidad. Cuanto más competente es el individuo para vivir solo, más preparado estará para una relación afectiva. La soledad es buena, estar solo no es vergonzoso, al contrario, da dignidad a la persona. Las buenas relaciones afectivas que son óptimas, son muy parecidas a estar solo, nadie exige nada de nadie y ambos crecen. Todos deberíamos quedarnos solos de vez en cuando, para establecer un diálogo interno y descubrir nuestra fuerza personal. En soledad, el individuo entiende que la armonía y la paz de espíritu solo pueden encontrarse dentro de él mismo, y no a partir de otro.

El ser-humano es un animal que va cambiando al mundo, y después tiene que irse reciclando, para adaptarse al mundo que fabricó. Cada cerebro es único. Nuestro modo de pensar y de hacer no sirve de referencia para nadie. Muchas veces pensamos que la otra persona es nuestra alma gemela y, en verdad, lo que hicimos fue inventar esa idea y adaptarla a nuestro modo.

El amor de 2 personas enteras es mucho más saludable. En este tipo de relación se da el placer de la compañía y el respeto por el ser amado. No siempre es suficiente ser perdonado por alguien, algunas veces necesitas aprender a perdonarte a ti mismo. Al percibir esto, la persona se torna menos crítica y más comprensiva con las diferencias, respetando la manera de ser de cada uno.

 
SAWABONA es un piropo usado en el sur de África que quiere decir "yo te respeto, te valoro, eres importante para mí". Como respuesta dicen: SHIKOBA, que es: "Entonces, yo existo para ti"



 







Gonzalo Sur-Realista Rojas


Es más fácil hacer pasar un camello por el ojo de tu ano, que hacer entrar al poeta Gonzalo Rojas en el "Reino de los Cielos".







Y Otra Vez el Amor


El universo entero conspira para que, a lo menos uno, te ame.
Y el amante salvaje se pierde;
te busca, y en su propio llanto desesperado,
a si mismo se encuentra.

Eres costa nublada de pájaros policromados,
no dejas que el amante deguste la metálica luna.
Y el amante, desesperado se pierde;
te ama, y en su obsesión maniaca-depresiva consuela tu ausencia.

Por fortuna lo confieso: en mis oníricos pensamientos te amo con locura.
Tanta locura, tanta, que mis solitarios recuerdos explotan.
¿Cuándo será el día en que florezca tu existencia en mis percepciones?
¿Cuándo será el día en que tu abrazo sea sincero, y no un mero beso acostumbrado?

Dedicando mi muerte a la Teoría de La Vida,
nada complace tanto como tu vida junto a la mía.
Y es que te amo tan lejana...
lejanía que es ambrosía del olvido,
algo que ni siquiera el Número de Fidias corregiría.


(Yerkobits)









(Sofía)²


Corría 1874. La rusa Sofía Kovalevsky tenía sólo 24 años cuando obtiene su doctorado en matemáticas en la Universidad de Göttingen (Alemania) y realiza una de sus mayores contribuciones: el Teorema de Cauchy-Kovalevsky y, hasta el día de hoy, todo aquel que estudia formalmente la matemática debe aprenderlo para resolver ecuaciones diferenciales parciales.

Pese a todas las recomendaciones de destacados colegas, no logra un puesto como académica. Sólo diez años más tarde lo consigue en la Universidad de Estocolmo. En Suecia la conocen como "Sonya", donde también se dedica a la literatura. Se transforma en una de las primeras mujeres académicas en Europa.

Mientras tanto, en Francia, Sophie Germain (1776-1831) quien era hija de un rico comerciante, no podía ingresar a la École Polytechnique por ser mujer. Sin embargo, comienza sus estudios por correspondencia, haciéndose pasar por un antiguo estudiante: monsieur Antoine-August Le Blanc. Hasta que su maestro, el famoso Joseph Louis Lagrange exige categóricamente ver a tan brillante estudiante. Recién ahí se entera de que es una joven mujer.

Sofía Kovalevsky conoce a los hombres más influyentes de la época: Fedor Dostoyevski y a Karl Weierstrass (su tutor), padre del análisis moderno. También, gracias a que su marido (Vladimir Kovalevsky)  era paleontólogo y dueño de una imprenta, entabla amistad con Charles Darwin llegando al hecho de que la edición de uno de sus clásicos, "Las variaciones de animales y plantas bajo la acción de la domesticación" (1868), salió primero en ruso (y un par de semanas después en inglés). Tras el suicidio de su esposo, la hermosa Sofía es pretendida por muchos hombres.

Sophie Germain admiraba a Carl Friedrich Gauss, uno de los matemáticos más célebres, y por esta razón comienza a escribirle como monsieur Le Blanc. Las especialidades de la francesa eran las teorías de los números y de elasticidad. Cuando Napoleón invade Prusia, Sophie teme por la vida de Gauss. Ella era amiga de un general francés, al cual le pidió que velara por la vida de Gauss. El militar le revela al matemático que le debe su vida a Sophie Germain. Pero él no conocía a nadie con ese nombre. En su siguiente carta, Sophie le cuenta la verdad.

Gauss responde a la carta de Sophie: "La afinidad por las ciencias abstractas en general (...) es demasiado rara. Pero cuando una persona del sexo que, según nuestras costumbres y prejuicios, debe encontrar muchísimas más dificultades que los hombres para familiarizarse con estos espinosos estudios, y sin embargo tiene éxito al sortear los obstáculos y penetrar en las zonas más oscuras de ellos, entonces sin duda esa persona debe tener el valor más noble, el talento más extraordinario y un genio superior".

Los rumores dicen que el mismísimo Alfred Nobel (creador del homónimo premio) pretendía a Sofía Kovalevsky tras el suicidio de su marido. Pero ella no le correspondió. Como venganza (dice el rumor), el filántropo no creó la categoría del galardón en matemática. Además, Kovalevsky era amiga del matemático sueco Gösta Mittag-Leffler, quien supuestamente se llevaba mal con Nobel. Pero lo cierto es que a Nobel le gustaba que la ciencia fuese comprobable experimentalmente, y por eso no creó el premio en matemática. No obstante, el matemático canadiense, John Charles Fields, crearía tiempo después la medalla Fields (el equivalente al Nobel de Matemática).

Años más tarde, Sophie se transforma en la primera mujer que asiste a sesiones de la Academia Francesa de Ciencias. Sigue en contacto con Gauss. El matemático quiere entregarle en reconocimiento un importante grado honorífico pero, antes de recibirlo, Sophie muere de un cáncer de mamas. Su acta de defunción dice: "mujer sin oficio".



Sofía Kovalevsky
Sophie Germain
























Macho Gamma


Lo siguiente, es la interpretación de un importante estudio estadístico realizado hace 5 años atrás en Chile:

Imagina una sociedad con 10 hombres y 10 Mujeres. Las diez mujeres dirán tener pareja, mientras que sólo dos hombres dirán tenerla.

La primera conclusión resulta evidente: cuantitativamente hay 2 hombres que tienen más de una pareja, y 8 hombres sin pareja. Una segunda conclusión es el aspecto cualitativo: esos 2 hombres (macho-alfa) se basarían en la mentira y la persuasión (entre otros trucos de dudosa moralidad en el cortejo) para obtener el afecto de las 10 mujeres (hembras), y los 8 hombres que quedan (macho-beta) son aquellos que preferirían masturbarse o pagar una prostituta antes que establecer una relación.

Ahora bien, cualquiera diría que los macho-alfa son los más cotizados. Pero lo cierto es que los macho-alfa son los que más cotizan y, por medio del cortejo, abarcan el espectro de las 10 mujeres. No obstante, las hembras, sin mucho éxito se conforman con "aguantar" al macho-alfa, al no poder ellas establecer vínculo con los macho-beta.

El macho-alfa es caracterizado en los estudios de mercado por ser aficionado al fútbol la cerveza y la carne asada (y obviamente al rol erótico de la mujer). Mientras que, el macho-beta, es caracterizado por el mercado por ser aficionado a la lectura la música y el uso de nuevas tecnologías. Así pues, por una parte el macho-alfa usa su tiempo en consolidarse como el centro de la atención ya sea a través del culto a la apariencia o el afán de establecer innumerables contactos personales y asistir a variados eventos sociales; y por otra parte, el macho-beta prefiere los círculos sociales cerrados afanándose por pertenecer a una élite y ser reconocido como alguien "especial" u original (muchas veces despreciando al macho-alfa para obtener el éxito).

También se podría creer que, la anhelada fidelidad (o estabilidad de pareja) que buscan muchas mujeres, es posible encontrarla en los macho-beta; pero no es así: los macho-beta, como ya se dijo, no establecen vínculos con una mujer a menos que ella sea un medio para obtener algo que ellos quieren (compañía, provocar envidia, labores domésticas, superar el tedio). Tampoco hay fidelidad con el macho-alfa, por una razón muy sencilla: ellos no pueden decirle que "no" a una mujer (pues las quieren a todas). Y por si fuera poco, las hembras paradójicamente usan la infidelidad como camino para alcanzar la utópica fidelidad; pero ese es otro tema.

Por todo lo anterior, ya hay algo claro: en esta sociedad, las mujeres urgentemente necesitan a un "macho-gamma" si es que quieren ser felices. Sinceramente, no creo esa historia de que a ellas les "encanta" la infidelidad (pues biológicamente son organismos de naturaleza receptora). Pero nunca lograrán aquella fidelidad si las madres siguen criando a sus hijos con el típico resentimiento que ellas tienen de los hombres, o viviendo relaciones fugaces sólo para ocultar sus innumerables heridas sentimentales. El nacimiento del macho-gamma depende de ellas.








Gritevé



Lo terrible no es la imagen que recibe el televisor y que proyecta a los ojos de los incautos teleconsumidores. Lo terrible es el lugar dónde las imágenes nacen y son transmitidas sin piadosa consideración.

"Podrán cortar todos los televisores, pero nunca acabarán con las telenovelas"
(Pablo Teveruda)