Visitas



Quiero que vengas...
Siempre tengo visitas.
Mira mis muros,
tengo muchos adornos con qué humillarte.
Muchas tacitas para jugar al té.
!No respondas!: Conozco todo eso y más.

Tengo mi propio castillo de princesa,
con el Ken lisonjero incluído;
perdedores como tú tuvieron que trabajar 18 años
para lograr lo mismo.
En tu próxima vida
deberías ser más adicto a la fama,
así tardarías sólo dos años.

Hazte la víctima,
y tus verdades serán mentiras
y tu respiración la convertiré en un insulto
y extorsionaré a tus anhelos.
Yo tengo la belleza y la simpatía
¿sabes que los ojos pesan más que la honestidad?

No sigas mirándome desde el cerro de enfrente,
so anacoreta cobarde y relamido.
Lanza piedritas a mi ventana,
lanza a Pedro Piedra por mi ventana,
Lánzate como una roca a mi ventana.
Roquea y rocanrolea conmigo
y después aléjate de mí.

Con tu consentimiento
finjiré que te odio
para que El Otro
en tu ausencia
me vuelva a amar.