Nerd, ñoño, friki, geek...




¿Nerd, ñoño, friki, geek...? Aunque es fácil hacer la distinción, la mayoría aún piensa que son sinónimos y usan estos términos en sentido despectivo. Aclaremos: 

- NERD es el que disfruta el estudio y la investigación por sobre otras actividades. Generalmente se inclinan por algún área específica de la ciencia (aunque también hay casos de orientación artística-académica) tal como astrofísica, programación IA, bioquímica forense, etc. Un ejemplo es aquel que se queda en casa durante las vacaciones de verano, diseñando un videojuego, en vez de ir a una abarrotada playa.

- ÑOÑO está asociado al consumo, muchas veces a productos audiovisuales con aspiración intelectual. Se inclinan por series de TV con trama compleja, coleccionismo de figuras y cómics; se divierten con videojuegos y juegos de cartas; comentar películas de culto. Un ejemplo es aquel que tiene su pieza llena de productos (de lo ya mencionado) sin más afán que poseerlos para estar cada vez más cerca del ideal (comercial) al cual admira.

- FRIKI es una palabra del inglés que se usaba para designar a los "fenómenos de circo" (personas con malformaciones exhibidas en público). Actualmente, a pesar de que suele ser una palabra "comodín", se usa para designar a las personas extravagantes ya sea en su vestimenta como en su comportamiento. Se inclinan por tendencias vanguardistas en lo estético, ya sea vivir el rol de algún videojuego o alguna moda oriental. Ejemplo de lo anterior lo fueron algunas tribus urbanas como los otakus (palabra japonesa de significado similar a friki).

- GEEK suele confundirse con un híbrido entre nerd-ñoño; sin embargo, su esencia radica en comprender y consumir los últimos avances tecnológicos. Suelen conocer detalles técnicos de productos electrónicos/informáticos y hacer comparativas entre las distintas ofertas que hay; poseen aparatos sofisticados que la mayoría no se vería en la necesidad de comprar. Ejemplo claro es "el amigo computín" que te responde con detalle cual es el mejor notebook que deberías comprar.

- En definitiva, ya se puede vislumbrar que existen muchas (sub-)variantes a lo anteriormente explicado (gamer, cracker, trekkies, gaters, etc). Además, las clasificaciones suelen ser odiosas en muchos casos porque quienes están en tales categorías rara vez lo hacen por figurar entre la sociedad; solamente son así y no lo pueden evitar. No obstante, es preciso aclarar los conceptos para evitar un mal mayor: encasillar a tu interlocutor en una categoría que no le corresponde, pues eso les incomoda muchísimo.

¿Y tú, cuál eres?